Para realizar conciliación a través de Notaria, ésta puede ser solicitada directamente por las partes interesadas o a través de apoderado, en cualquier caso se debe presentar solicitud al Notario que incluya hechos, pretensiones, cuantía y notificación.

Una vez estudiados los anteriores documentos y con el lleno de los requisitos, se procede a fijar fecha y hora para llevar a cabo la diligencia, la cual será informada a la parte convocada por medio de correo certificado; a la parte convocante se le informa personalmente al momento de presentar la solicitud.

 

Llevada a cabo la diligencia de conciliación se levanta:

  • Acta de acuerdo conciliatorio en el caso en que hay ánimo conciliatorio.
  • Constancia en el caso en que no haya acuerdo.