La cesación de efectos civiles  o el divorcio de matrimonio civil, puede realizarse ante notario, a través de un proceso ágil, teniendo como condición básica el que las partes estén de común acuerdo.